Press "Enter" to skip to content

Develan el secreto del misterioso colapso de los antiguos mayas

0

Develan el secreto del misterioso colapso de la antigua civilización maya hace aproximadamente mil años.

Entre los años 800 y 900 de nuestra era, los antiguos mayas que habitaron México, América Central y del Sur, “desaparecieron de manera misteriosa“.

Si bien esta “desaparición” fue más bien un proceso continuo de migraciones hacia el norte que acabaron por colapsar lo que se conoce como la civilización Maya del periodo Clásico, hasta ahora no había evidencia fehaciente que explicara cómo se desarrolló este fenómeno.

Por décadas se pensó que una gran sequía y cambios climáticos bruscos fueron factores determinantes en el colapso de la Civilización Maya, pero no fue sino hasta 2018, que se contó con evidencia científica que apoyara esta teoría.

Científicos británicos y estadounidenses  realizaron mediciones isotópicas en un lago ubicado en Yucatán, cerca de un importante emplazamiento maya, para descubrir si las constantes sequías en la Península de Yucatán y la cuenca del Petén, fueron la razón por la cual los mayas escaparon de sus principales ciudades.

Tras recolectar muestras del lago Chichancanab, Yucatán, se analizaron capas del yeso presente en el lugar para saber si su nivel de isótopos correspondía a la época del declive maya, y lo que encontraron fueron isótopos pesados como oxígeno-18 e hidrógeno-2, que sugieren una importante sequía.

Cabe resaltar que al secarse un lago se pueden formar depósitos de yeso que contienen información química que ayuda a los científicos a saber porqué se secó y qué factores ambientales provocaron el agotamiento de su agua.

Con la información recolectada, se apoyó la teoría de las constantes sequías y la disminución de precipitaciones anuales como principales factores del abandono de los principales centros urbanos mayas del periodo Clásico.

De acuerdo al análisis isotópico, durante la época del colapso maya, las lluvias se redujeron entre un 41% y un 54%, mientras que durante los momentos de sequía más severa, las precipitaciones anuales se redujeron hasta en un 7o%.

Estas condiciones climáticas fueron las detonantes de una serie de conflictos territoriales, culturales y bélicos que fueron haciendo insostenible la vida en el Imperio Maya, obligando a la mayoría de sus habitantes a emigrar a otras zonas de México, Centroamérica y América del Sur, siglos antes de la llegada de los españoles.

El estudio que explica a detalle el análisis que llevó a esta conclusión, fue publicado en la revista científica Science Daily, y puedes revisarlo (en inglés) dando clic en este enlace.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *