Press "Enter" to skip to content

Cómo enseñarle a un perro adulto dónde ir al baño

0

Una preocupación para quien se muda a un departamento es enseñarle a su perro dónde debe ir al baño para que no haga sus necesidades en muebles y alfombras.

Comúnmente se cree que solo se puede entrenar a los perros a ir al baño mientras son cachorros. Sin embargo, es posible enseñarles dónde orinar y defecar a cualquier edad, incluso cuando ya son adultos, según los expertos Pedro Enrique Saragoza y Vanessa Velez.

Lo primero al llegar a un nuevo hogar es mantener al perro adulto en un espacio confinado durante el día, mientras se acostumbra a hacer sus necesidades. Puede ser una caja transportadora, la casa del perro, un cuarto o el patio.

Es importante que en el lugar en el que queda confinado el animal haya un hueso o juguete, así no considerará ese espacio como un castigo.

Idealmente, cuando se saque a pasear al perro, este hará del baño, ya que el caminar estimula el movimiento de su intestino. Si no hace del baño, esperas dos horas y lo vuelves a sacar. Con el pasar de los días reduce los tiempos de confinamiento poco a poco hasta que aprenda.

Lo mejor es sacar a tu mascota a una hora temprana, entre 5:00 y 7:00 de la mañana.

Luego de que vaya al baño es crucial premiar al perro con caricias y galletas para estimular su comportamiento. No regañes a tu can si “se hace” dentro de la casa. La idea es que aprenda mediante premios, no castigos.

De regreso en casa, dale de comer a tu mascota. Recuerda que su intestino estará vacío para entonces. Y hablando de la comida, esta no debe estar completamente seca, humedésela con muy poco caldo.

Recuerda sacar a pasear al perro tres veces al día. En caso de que trabajes y no estés en casa por largos periodos de tiempo, procura que el paseo sea largo para que el animalito vacíe su intestino. También puedes contratar a un paseador que lo saque al mediodía.

Es muy probable que los primeros días haga del baño dentro de casa. Esto se debe a que el animal está haciendo un reconocimiento del lugar. Ten paciencia y lava el área sucia con vinagre, lejía o perfume.

Si tu mascota responde bien al entrenamiento, dale más libertad para andar por la casa. Es posible que aprenda en dos o tres días, de acuerdo con los expertos Saragoza y Velez.

Vía El Comercio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *