Press "Enter" to skip to content

Comer galletas podría ser más saludable que comer fruta para ciertas personas: estudio

0

Todos pensarían que una galleta aumentará más los niveles de glucosa de una persona más que comer un plátano, pero un estudio demostró que es posible que pase exactamente lo contrario.

sto no significa que debamos empezar a comer galletas sin control para ver si somos los elegidos a los que no les hacen daño, todo lo contrario, lo que demuestra el estudio es que las dietas son algo más complicado que solo cambiar “alimentos malos” por “alimentos buenos”. Entonces ¿hay una dieta universal para bajar la glucosa rápido? 

El estudio fue realizado en el Instituto Weizmann en Israel. Según el profesor Eran Segal:

Las enormes diferencias que encontramos en el aumento de los niveles de azúcar en la sangre entre diferentes personas que consumieron comidas idénticas ponen de relieve por qué las elecciones alimentarias personalizadas ayudan más a las personas a mantenerse saludables que el asesoramiento dietético universal.

En la investigación se estudiaron a 800 personas durante una semana mientras se monitoreaba su ingesta de alimentos, niveles de azúcar en la sangre, actividad física, hábitos de sueño, etcétera.

Lo que encontraron fue que diferentes personas tienen respuestas sorprendentemente diferentes a los mismos alimentos, a pesar de que dichos alimentos puedan ser considerados como “universalmente saludables”.

Por ejemplo, en una parte del estudio los investigadores encontraron que los niveles de azúcar en la sangre de un participante aumentaron considerablemente después de comer plátanos pero no después de comer galletas. En otro participante distinto ocurrió exactamente lo contrario. Un dieta alta en glucosa aumentó considerablemente los niveles de glucosa en ciertas personas y en otras los niveles aumentaron después de que comieron pan blanco. En otro caso, la glucosa aumentó después de comer sushi pero no después de comer helado y también está el caso en el que sucedió todo lo contrario.

Las razones son variadas: la complexión genética, el estilo de vida, el microbioma, las bacterias, etcétera.

Según Segal, el estudio muestra la importancia de que las recomendaciones dietéticas sean personalizadas. Esto significa que una dieta para bajar la glucosa que le sirvió a un familiar o a un amigo no necesariamente te servirá a ti, necesitas acudir con un profesional para saber qué es lo que te funcionará.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *